Guía Definitiva de los Cuidados para los Tatuajes

portada cuidados tatuajes cremas

Si estás pensando en hacerte un tatuaje nuevo en tu cuerpo y quieres saber paso a paso que tienes que hacer para su cuidado ¡haz llegado al lugar indicado! Con nosotros podrás aprender cada detalle para evitar los efectos de un tatuaje mal cuidado. Aunque es válido aclarar que el hecho de hacerte un tatuaje nuevo puede traer consigo algunos riesgos que debes tomar en consideración, y por supuesto no queremos que te alarmes, solo que los conozcas. 😎

Riesgos de los tatuajes a tener en cuenta

El primer riesgo que podemos encontrar es el de no estar convencido de que un tatuaje es como un hijo una vez que lo tienes es para toda la vida, eso tienes que tenerlo muy claro.

Otro riesgo que podemos encontrar está en las reacciones alérgicas a los colorantes del tatuaje. Esto puede ocurrir incluso años después de haberte realizado el mismo. Los colores que más pueden traer estos efectos adversos son el rojo, verde, amarillo y azul.

cuidados tatuajes 1

Una de las situaciones más complicadas después de realizarte un tatuaje es que podrías contraer una infección en la piel, esto mayormente sucede por no cumplir con las normas de higiene y los cuidados necesarios.

Producto de la violación de estas normas también podemos llegar al peor de los casos, la trasmisión de enfermedades a través de la sangre. Entre estas enfermedades podemos citar a diferentes tipos de hepatitis, tétanos, VIH entre otras.

A pesar de todos los riesgos que supone un tatuaje, no tienes porque alarmarte, para eso estamos aquí para mostrarte las precauciones y cuidados para que puedas hacerte tu tatuaje de una forma segura en el lugar que más lo prefieras.

cuidados tatuajes 2

Precauciones antes de hacerte un tatuaje nuevo

  • Escoger bien el lugar de tu cuerpo para el tatuaje: teniendo en cuenta que el tatuaje es una marca para toda la vida debes pensar bien en el lugar adecuado antes de hacértelo. Así evitarás que después no estés conforme con el mismo y sea demasiado tarde.
  • Escoger un tatuador de confianza: Es muy importante que tanto el estudio donde vayas a hacerte el tatuaje que elijas como el tatuador que realizará el trabajo sean reconocidos, preferentemente recomendados por alguien que conozcas. Es recomendable que antes de poner tú piel bajo la aguja verifiques que la higiene del centro, la profesionalidad de quienes trabajan en el y la calidad de los materiales que se utilizan sean las correctas. Asegúrate de que se utilizan materiales esterilizados y agujas desechables, además de que los tatuadores usen guantes, mascarillas, limpien la piel de los clientes con agua y jabón, rasuran y aplican un antiséptico en la zona del tatuaje.
  • Visita a tu dermatólogo: en el caso de que padezcas de alguna enfermedad como diabetes, vitíligo, psoriasis o hepatitis, así como si padeces de alergia a los pigmentos es importante que acudas a tu dermatólogo para recibir orientación sobre la mejor manera de hacerte el tatuaje e incluso si es posible hacerlo. En casos de mujeres embarazadas o en período de lactancia es recomendable esperar para hacerte el mismo pues podría trasmitir algún tipo de contaminación al feto o al bebé.
  • Prepara adecuadamente la piel: una piel en perfectas condiciones siempre cicatrizará más rápido y traerá menos problemas durante el período de curación. Por eso si realizas una exfoliación 15 días antes y mantienes una buena rutina de hidratación, el proceso será mucho más sencillo. Además tendrás que pasar unas 2 o 3 semanas post tatuaje sin poder exfoliarte esa zona por lo que liberarla de las pieles muertas con anterioridad te ayudará a que una vez que la herida sane completamente y el tatuaje luzca perfecto.

¿Qué hacer el día del tatuaje?

Para el día que vayas a realizarte el tatuaje debes tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán en el cuidado del mismo.

  • Limpia y esteriliza: la zona en la que vas a realizarte el tatuaje debe ser lavada previamente con jabón antibacteriano y luego limpiar con alcohol para evitar cualquier tipo de infección.
  • Si por alguna casualidad llegaras a notar que tus defensas están mas bajas el día que habías planeado hacerte el tatuaje. Ya sea por haber pescado un resfriado o estés con gripe es mejor posponer la cita para otro momento en el que tu cuerpo se encuentre totalmente recuperado. Así los riesgos serán menores.

Lo que hay que saber antes de hacerse un tatuaje 4

Anuncio Mexico Tatuajes

¿Cómo cuidar el tatuaje recién hecho?

Tu aventura con el tatuaje no termina justo cuando acabas de hacértelo, es más, podría asegurarte que es ahí donde prácticamente comienza. Si escogiste el tatuador indicado seguramente este hará todo cuanto esté a su alcance para que tengas una experiencia maravillosa. Pero después que salgas de su estudio es tu responsabilidad seguir cada una de las instrucciones exactas dadas por el artista y que ahora te mostraremos, además de otros detalles que no podrás pasar por alto a la hora de cuidar tu tatuaje.

El proceso de curación generalmente dura entre 7 y 14 días, dependiendo del tipo de tatuaje, tamaño, ubicación, y la capacidad de curación de tu cuerpo ese proceso puede acortarse o alargarse.

Los primeros consejos para cuidar un tatuaje

¿Qué hacer y que no hacer en un tatuaje recién hecho?

Escucha al artista que te ha hecho el tatuaje

Si has elegido a un profesional, este te proporcionará instrucciones detalladas para cuidar tu nuevo tatuaje y que deberás seguir con cuidado. Cada uno tiene una opinión un poco diferente de cuál es la mejor forma para cuidar un tatuaje nuevo pero cada uno se apoya en su experiencia así que no hay de qué preocuparse. Además ellos quieren tanto como tú que tu tatuaje luzca elegante pues en ello se juegan su reputación.

Deja el vendaje el tiempo necesario

Una vez terminado el tatuaje, el tatuador limpiará la zona del mismo, aplicará una pomada o crema antibacteriana y lo cubrirá con un vendaje o apósito. Cuando salgas del lugar donde te hiciste el tatuaje trata de evitar a toda costa la tentación de abrir el vendaje para echar un vistazo o mostrarle a tu nuevo tatuaje a tus amigos. Ese vendaje sirve para proteger la piel de algunas bacterias que pueden penetrar en las heridas.

El tiempo mínimo de cubrir el vendaje debe ser de 2 horas pudiendo llegar hasta las 24. Un apósito grueso, absorbente y antiadherente suele ser el vendaje más usado porque permite que el tatuaje respire y a la vez es lo suficientemente grueso para proteger la piel de las bacterias y posibles golpes. También al ser muy absorbentes permiten que se puedan dejar puestos hasta 24 horas antes de tener que quitarlos. Algunos tatuadores suelen usar otro tipo de vendajes pero sea el que sea sigue las instrucciones al pie de la letra para que el resultado final no se vea afectado.

Retira el vendaje con cuidado

Como te explicamos en el punto anterior el tiempo para mantener el tatuaje vendado depende del tipo de vendaje y de la recomendación del tatuador, aunque también tendrás que seguir tu propio juicio y sentido común. Llegado el momento de retirarlo mójalo con agua templada para evitar que se pegue a la piel. Una vez húmedo debe quitarse fácilmente. Luego desecha el vendaje usado.

cuidados tatuajes 4

Lava con cuidado tu nuevo tatuaje

En su mayoría los tatuadores recomiendan agua templada y jabón antibacteriano o antimicrobiano sin aroma. Con tus manos frota con cuidado el tatuaje, eliminando restos de sangre, plasma o tinta. Esto evitará que el tatuaje forme costra demasiado pronto. No uses una toalla, esponja vegetal ni cualquier otro tipo de esponja para limpiar el tatuaje, ya que pueden albergar bacterias. No coloques el tatuaje directamente bajo el agua, esto puede traer molestias. Lávalo de manera indirecta salpicándolo con tus manos para que sea menos complicado y doloroso.

Deja secar bien tu recién tatuaje

Una vez que hayas lavado bien el tatuaje tienes que secarlo, preferentemente con una servilleta de papel, dándole pequeños toques, sin frotarlo ya que puede provocar irritaciones. Luego de eliminar el exceso de humedad tendrás que dejar descubierto el tatuaje durante 20 minutos o quizás hasta 1 hora. Así el exceso de humedad podrá evaporarse y tu nuevo tatuaje podrá respirar.

Aplica una crema para tatuaje

Cuando el tatuaje esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante, puedes aplicar un poco de crema antibacteriana en el tatuaje. Debes aplicar solo una capa fina de esta crema y aplicarla suavemente hasta que la piel pueda absorberla. No uses productos a base de petróleo como la vaselina pues los mismos son demasiado pesados y puede obstruir los poros, provocando erupciones en el tatuaje. Y además pueden provocar que el mismo pierda color antes de que esté curado del todo. Aquí puedes encontrar la Guía Definitiva de las Cremas para los Tatuajes.

Continúa con la limpieza e hidratación varias veces al día

Debes continuar limpiando tu tatuaje con jabón antibacteriano y agua templada hasta que esté completamente curado. Esto puede durar de 3 a 6 semanas, dependiendo del tamaño y el lugar del tatuaje. Límpialo de 3 a 5 veces por día aunque deberás limpiarlo más a menudo si el tatuaje esta en las mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes.

Después de algunos días aplicándote la crema o pomada antibacteriana alrededor de 3 a 5 días puedes cambiar el tratamiento por una crema hidratante normal después de cada lavado. No se recomienda usar cremas con aroma, colorantes o que contengan brillantina. Si cuidas bien tu nuevo tatuaje estará curado y la piel estará completamente regenerada después de unas 4 a 6 semanas.

Debes evitar rascar el tatuaje

A medida que tu tatuaje se cura, comenzará a formar costra. Eso es normal y esas costras tienen que dejarse ahí hasta que sea caigan por si solas. No intentes acelerar el proceso rascándote el lugar. Esto podría hacer que las costras caigan prematuramente, dejando agujeros o manchas más claras en tu tatuaje. Es fundamental que te laves bien las manos antes de manipular el tatuaje y para calmar la picazón puedes darle pequeños golpes con la palma de la mano y usar una crema hidratante.

cuidados tattoo

No sumergir el tatuaje en agua

Hasta que se haya curado totalmente, evita nadar en piscinas, el mar o meterte en la bañera. Hay dos motivos para no hacer estas cosas: primero, exponer el tatuaje a mucha agua puede sacar tinta de la piel y dañar la apariencia del tatuaje; y segundo, el agua en las piscinas, bañera o el mar puede contener suciedad, bacterias, productos químicos y otras impurezas que pueden infectar el tatuaje. Procura que tus baños sean cortos de 5 a 6 minutos.

No expongas tu nuevo tatuaje al sol

La luz solar es el peor enemigo de los tatuajes. Los rayos del sol pueden ampollar la piel e incluso aclarar el color del tatuaje. Por este motivo es mejor mantener el tatuaje cubierto y alejado de la luz del sol durante al menos 3 o 4 semanas hasta que la curación inicial se haya completado. Después, tendrás que seguir protegiendo tu tatuaje usando protector solar de factor 30. Esto evitará que palidezca con el sol, manteniendo los colores por más tiempo.

Evita la ropa ceñida al cuerpo o semi apretada

Por todos los medios debes evitar ponerte ropa ceñida en la zona del tatuaje, especialmente en los primeros días. Mientras un tatuaje se cura, filtra plasma y exceso de tinta, que puede pegar la ropa al tatuaje. Esto hará que quitarse la ropa sea doloroso y puede arrancar las costras recientes. En caso de que tu ropa se pegue al tatuaje no la despegues bruscamente, mójala con agua así la ropa se aflojará para que puedas quitártela sin dañar el tatuaje. Además la ropa ceñida evitará que entre el suficiente oxígeno al tatuaje y el oxígeno es esencial en el proceso de curación. Debes ponerte ropa limpia y holgada de día y de noche mientras se cura el tatuaje.

Evita hacer ejercicios físicos (descansa del gym)

Los tatuajes que cubren zonas grandes, o los que están cerca de las articulaciones (como los codos y las rodillas), pueden tardar más en curarse si la piel se ve forzada a moverse demasiado durante entrenamientos intensos u otras actividades físicas. El movimiento agrietará e irritará la piel, prolongando el proceso de curación del tatuaje. Por esta razón debes evitar entrenamientos innecesarios durante al menos unos cuantos días después de hacerte el tatuaje.

Evita la hinchazón con medicamentos

La hinchazón puede aparecer en los tatuajes nuevos en los pies, tobillos o en la pantorrilla, especialmente si estás de pie mucho tiempo. Si esto ocurre, puedes reducir la hinchazón tomando ibuprofeno, poniendo una compresa fría en la zona inflamada y elevando los pies y las piernas.

¿Cómo tratar un tatuaje infectado?

Si evidentemente has comprobado que tu tatuaje se infectó porque comenzaste a sentir dolor en la zona del mismo, la piel se puso brillante y con tono enrojecido, con burbujitas y desprende olor a podrido que son los síntomas más comunes. Lo más normal es que acudas a tu médico para que te recete algún medicamento para combatir esa infección. Aunque nos gustaría compartirte algunas instrucciones que deberías conocer para combatir la infección de tu tatuaje.

  • Mantener lo más limpia posible la zona de la infección: para ello deberás lavarla con jabón antibacteriano y secarla con toallas de algodón siempre que sea posible y que sean desechables o de uso personal que no utilices en otra parte del cuerpo-
  • Evita el contacto del agua con la parte infectada: las infecciones de este tipo no toleran el contacto con el agua, por lo que el mismo puede empeorar el aspecto de tu piel y su hinchazón. Trata de mantener lo más seco posible tu tatuaje y evita mojarlo cundo te bañes.
  • Deja que el área infectada respire, mantenla descubierta para que la piel no se pudra ni empeore la infección. Si el tatuaje se encuentra en una zona del cuerpo algo delicada y que no puede mantenerse al aire libre, por ejemplo la ingle o la espalda es mejor taparlo para evitar el roce con los tejidos y así aumente la inflamación y el enrojecimiento de la piel. Recomendamos usar preferentemente gasa esterilizada para cubrir estas zonas de infección pero en cuanto llegues a casa deberás descubrirla para evitar que la piel no se ablande con el sudor y pueda respirar libremente.
  • Consumir antibióticos: después de consultar un médico, el mismo seguramente te recetará algún tipo de antibiótico para combatir la inflamación y el posible dolor. Consume el o los medicamentos recetados por el médico según sus indicaciones tratando de cubrir todo el plan sin que haya olvido en los horarios que corresponda. Es importante que sepas que aunque notes que la piel ya se encuentra bien y los síntomas de la infección hayan desaparecido debes cumplir con el tratamiento completo para evitar recaídas y que tu piel vuelva a empeorar.
  • Usar cremas tópicas: quizás el medico si la infección no es muy agresiva te indique algún tipo de pomada con la que puedas aplacar la infección y luchar con la inflamación y los dolores. Puedes notar que muy pronto con el uso de estas cremas que la piel puede comenzar a picar un poco. Eso se debe a que ya comenzó el proceso de curación. Como hemos explicado anteriormente debes evitar rascarte y aún cuando notes que ya la piel está curada no debes interrumpir el tratamiento para que evites las recaídas.

cuidados tatuajes 3

Si has leído completamente este artículo y has interiorizado cada detalle con detenimiento seguramente ya estás en condiciones de enfrentar un tatuaje nuevo como todo un experto en estos temas. Además de que sabrás como actuar y que hacer en cada etapa desde el proceso de selección del tatuaje hasta su tratamiento después de tenerlo en tu piel. 😎

Si te ha gustado el tema y tienes algún amigo o amiga que guste del arte de los tatuajes puedes compartirlo con ellos seguramente te lo agradecerán.

Te resolvemos tus dudas y hacemos artículos del tema que pidas:
[Total:1    Promedio:5/5]